Nelson Avendaño de 13 años es un niño que con ilusión anhelaba ser bombero, a su corta edad ha tenido que sortear muchas dificultades debido a que padece de un problema renal crónico.

Como parte de la labor social y humanitaria que realiza ASONBOMD, Nelson fue nombrado bombero honorario de las Brigadas Infantiles de los Bomberos Municipales Departamentales, acto que se llevó a cabo en un noticiero televiso.

Un grupo de niños fueron los encargados de darle la sorpresa a Nelson, quien con un brillo especial en sus ojos no salía de la emoción al ver uno de sus sueño cumplidos, como parte del protocolo le fue impuesto el casco rojo y fue subido a una motobomba para después simular la extinción de un incendio.