Según el Sistema de Información Geográfica para la Atención de Emergencias, Sigae, del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Costa Rica, durante el año 2017 se han atendido 106 emergencias por las fuertes lluvias, como deslizamientos, inundaciones, rescate de personas y alcantarillas obstruidas.

Durante el mes de mayo estas incidencias aumentaron un 328% en comparación a las emergencias de esta naturaleza atendidas en el mes de abril.

Y es que en abril del presente año se atendieron 18 incidentes por fuertes lluvias, mientras que en mayo se atendieron 77. Esto nos ha obligado a reiterar nuestros llamados a la ciudadanía, para que estos estén muy atentos, especialmente aquellas personas que viven cerca de ríos.

También se creó una campaña de parte de Bomberos de Costa Rica dirigida a los costarricenses, donde se les insta a no botar basura en las calles, ya que la mayoría de los incidentes que Bomberos atiende, corresponde a alcantarillas que se obstruyen por la gran cantidad de basura que las personas lanzan a las calles.