En la capital de El Salvador, se suscitó un incendio forestal en el volcán de San Salvador donde el Cuerpo de Bomberos dio la primera respuesta el 22 de marzo, cuando se envió una comitiva que verificó y determinó que inició en la finca La Mica.

Debido a la magnitud del incendio, diversas instituciones acudieron durante los seis días que duró la emergencia, en los cuales más de 370 personas entre miembros del Cuerpo de Bomberos, Ministerio de Defensa, Dirección General de Protección Civil, Cuerpo de Agentes Metropolitano de Santa Tecla, Protección Civil Municipal de Santa Tecla y San Salvador, Alcaldía de San Salvador, Cruz Verde, Comandos de Salvamento y empleados de las fincas involucradas, estuvieron en la labores de extinción, donde se empleó equipo forestal y un helicóptero con el sistema Bambi Bucket.

En este incendio resultaron afectadas las fincas La Mica, Los Robles, Cajamarca y la finca El Olvido, las cuales están ubicadas en los sectores nor poniente y sur oriente del volcán de San Salvador, en estos lugares se trabajó en cinco focos de fuego, en las partes altas y bajas, donde resultaron afectados árboles de distintos tipos, cafetales, maleza, matorrales, arbustos y una diversidad de especies animales.

El domingo 26 de marzo, se declaró controlado el incendio en el volcán de San Salvador, donde se dejaron aislados algunos focos de fuego que ya no representaban peligro alguno para su propagación, y posteriormente se enviaron comitivas para verificar el estado del incendio y confirmar su liquidación. Según estimaciones realizadas por el Ministerio de agricultura y Ganadería, fueron 175 las hectáreas de terreno afectado.